Disney es más conocido por toda la magia y fantasía que implica, lo que lo hace menos atractivo que otros parque temáticos si eres un amante de la adrenalina. Sin embargo, acá te demostraremos que Disney sí tiene su dosis de emoción que te harán soltar no pocos, sino muchos gritos.

 

5. Expedition Everest

Esta montaña rusa en Animal Kingdom está perfectamente ambientada como una expedición de por la montaña más alta del mundo con tiendas de campaña y restos encontradas sobre la existencia del abominable hombre de las nieves en el Himalaya. Conforme entras a la atracción y vas subiendo a la cima llega el momento más escalofriante donde las vías fueron destruidas y caes de espaldas hacia la oscura cueva del yeti.

Una caída de 80 pies completan la experiencia de esta atracción imperdible de Disney y la más alta de todo el resort. ¿Te la piensas perder?

.

4. Mission: SPACE

¿Alguna vez haz soñado con ser un astronauta e ir al espacio? Este simulador en Epcot te permitirá experimentarlo yendo en una misión espacial a Marte.

Inaugurada en 2003, es una de las atracciones con mayor despliegue tecnológico siguiendo la temática de su parque. Es una de las más fuertes por la intensidad y duración de la fuerza G que se experimenta en la cabina del cohete, gracias a la fuerza centrífuga, emulando así la presión del despegue vertical y la falta de gravedad.

Finalmente, y luego de un período de hipersueño, tú y tu tripulación aterrizarán en Marte exitosamente. En caso de que alguien de tu grupo no pueda experimentar la fuerte intensidad de esta atracción, al ingreso podrán optar por el lado verde (el narnaj es el más fuerte). De este modo no hay excusas para perderse esta misión al espacio.

A post shared by Richard 🇬🇧 (@mavneo) on

.

3. Rock ‘n’ Roller Coaster Starring Aerosmith

Si eres un fan del rock y más aún, de los chicos malos de Boston, esta atracción de Hollywood Studios es perfecta para ti. En ella te adentrarás en el estudio de grabación de la banda donde el mismísimo Steven Tyler te invitará a acompañarlos al backstage de un concierto en un frenético recorrido en limosina por Los Ángeles.

El momento más emocionante se da desde el inicio, con un arranque que te pondrá los pelos de punta pasando de 0 a 92 km/h en solo 2.8 segundos, el momento perfecto para tomar la infaltable foto. ¿Podrás poner tu mejor cara rockera?

El paseo se completa yendo a alta velocidad en un camino oscuro lleno de símbolos de tránsito neón, tres inversiones y música de Aerosmith a todo volumen. Personalmente, todo esto la hace mi atracción favorita de todo Disney, y apuesto que también puede ser la tuya 😉.

.

2. The Twilight Zone Tower of Terror

Inspirado en la serie de suspenso de los 60s, esta atracción ambientada en un hotel abandonado es un símbolo de Hollywood Studios. Desde que te vas aproximando y oyes los gritos se empieza a sentir la tensión, que aumenta conforme avanza la cola y te acercas más al ascensor. Una vez dentro mientras avanzas, la sensación de incertidumbre es cada vez mayor porque sabes que en cualquier momento las puertas se abrirán para iniciar la caída libre.

Todos estos elementos suman para sientas tu corazón latiendo al máximo cada segundo que pases en la Torre del Terror.

.

1. Summit Plummet

Ubicado en la cima del monte Gushmore en Blizzard Beach, tal vez sea la atracción más simple y de menor duración de la lista, pero definitivamente es la más intensa: 12 pisos de altura y casi 90° de inclinación en el primer tramo para una caída libre a 90 km/h sin ningún tipo de seguridad encima, pasando por un túnel oscuro.

Desde lo alto de la cima, es posible divisar a lo lejos Hollywood Studios y Epcot, aunque la cola que tendrás atrás no te dará mucho tiempo para pensar y solo te quedará tomar aire y ¡lanzarte a la emoción!

¿Qué pasa si te arrepientes a último momento? Descuida, aún puedes ir donde su vecino Slush Gusher, un tobogán menos emocionante, aunque más duradero.

 

¿Tienes alguna otra duda? ¡No dudes en escribirnos!