Walt Disney World Resort es un lugar enorme con tantas actividades por hacer, que puede parecer difícil encontrar la mejor forma de aprovechar al máximo tu estancia en sus parques. Es por ello que hemos preparado una pequeña guía con consejos para hacer de tu viaje una experiencia más simple y placentera.

 

   1. Descarga el app “My Disney Experience”

Esta herramienta que es una maravilla si aprendes a aprovecharla al máximo. Descárgala mucho antes de tu viaje y revísala al detalle para que puedas planear mucho mejor tu viaje. Solo necesitas crear una cuenta con tu correo y asociar tus boletos y Magic Bands (mayor información en el punto 3).

En ella, encontrarás toda la información de los parques como los horarios de apertura y cierre, mapas, direcciones, tiempos de espera en tiempo real, horarios de los espectáculos de cada día y hasta comprar tickets.

Además, te permite realizar planes al detalle, como obtener los FastPass+ (en el siguiente punto explicaremos todo esto al detalle), administrar tus fotos del “Disney PhotoPass Service”, hacer reservas en restaurantes (incluso con meses de anticipación para los más demandados) e incluso ordenar la comida en ellos y manejar las reservas de tu hotel Disney. Cada miembro del grupo puede tener una cuenta propia y asociarla a la de otros miembros para hacer planes grupales.

Y si no cuentas con un plan de datos para usarla en los parques, ¡no te preocupes! Toda el área de Disney cuenta con wi-fi gratuito en toda el área del complejo que, por lo general, suele funcionar muy bien.

 

   2. Ten todo lo que necesitas en tu muñeca con una MagicBand

Las MagicBands son pulseras con un sistema integrado que tienen como función facilitar tu viaje integrando todo lo que necesitas en un solo dispositivo. Son ideales para adultos y niños, ya que son regulables al tamaño de la muñeca y resistentes al agua. Una vez vinculada a tu cuenta de “My Disney Experience”, puedes asociar tus tickets de ingreso y tu tarjeta de crédito, de modo que podrás ingresar a los parques y pagar todas tus compras solo con solo acercar el Mickey de tu MagicBand al Mickey a los touch points o puntos de acceso y esperar que la luz se ponga verde. ¡Así de simple!

Tampoco tienes que preocuparte por si se pierde, ya que es personal. Para ingresar a los parques es necesario registrar tu huella digital y para realizar pagos, ingresar una clave de 4 dígitos. Con ella también puedes hacer uso de los FastPass+, registrar tus fotos tomadas en las atracciones y por los fotógrafos alrededor de los parques (PhotoPass Service) e ingresar a los restaurantes en los que tienes reserva. Si has ordenado tu comida por anticipado con el app, tu MagicBand servirá para reconocer que estás ingresando al restaurante. De este modo, comenzarán a preparar tu comida de inmediato.

Además, si estás hospedado en un hotel Disney, las MagicBands ya están incluidas. Se entregará una a cada miembro del grupo del color que cada uno escogio previamente y tendrán el nombre de cada uno en la parte trasera. Ellas también servirán para ingresar a la habitación, sin necesidad de llaves o tarjetas extra.

Los que no estén hospedados en un hotel Disney, pueden comprarlas en cualquier tienda dentro del área y configurarlas ahí mismo. Hay de varios colores y diseños especiales y únicos como la de Star Wars, que cuando la acercas al touchpoint, la luz se torna roja en vez de verde. Si quieres personalizarla, en las tiendas también venden toda clase de accesorios que le puedes poner, ya depende de tus gustos y tu presupuesto.

 

   3. Aprovecha los FastPass+

Muchas atracciones en Disney tienen una cola de ingreso rápido a la que puedes acceder si cuentas con un FastPass+. Esto es muy útil, sobretodo en las atracciones más concurridas cuyos tiempos de espera suelen ser mayores a 100 minutos, y ¿quién quiere desperdiciar tan valioso tiempo en colas?.

Al contrario de lo que muchos creen, los FastPass+ no tienen costo alguno. Por cada día de admisión a los parques incluido en tu boleto, puedes reservar hasta 3 FastPass+ por adelantado en un mismo parque. La manera más fácil de hacerlo es mediante la app “My Disney Experience”, o mediante la web, hasta 30 días antes a la fecha de tu boleto. Si cuentas con reserva en un hotel Disney, puedes reservarlos hasta 60 días previos.

Una vez que hayas hecho uso de tus 3 FastPass+, puedes seleccionar otros (uno por vez), ya sea en el mismo parque, o en otro si cuentas con la opción Park Hopper. También es posible administrar todos tus FastPass+ en los kioskos ubicados en cada parque, donde habrá alguien que pueda brindarte asesoría.

Cuando sea la hora de la reserva de tu FastPass+, lo único que tienes que hacer es ir a la atracción seleccionada y acercar tu tarjeta o MagicBand al punto de acceso. Una vez que la luz se ponga verde, solo ingresa y disfruta.

   

   4. Usa el transporte de Disney

Si bien se dice que Orlando, y Florida en general, es un lugar para transportarse en auto; no es necesario dentro del área de Disney. El resort cuenta con un sistema de transporte muy completo y totalmente gratuito. 

Todos los parques, hoteles Disney, y zonas comerciales están conectados mediante buses, botes y monorrieles. Suelen partir con 20 minutos de diferencia y están a disposición de todas las personas dentro del área del resort.

Además, la mayoría de hoteles en Orlando ofrecen traslados al “Ticket and Transportation Center” dentro del resort, donde hay una estación de buses y de monorriel. 

De esta forma, evitarás pagar una tarifa adicional por estacionamiento y tendrás más tiempo para disfrutar de los parques.  

 

   5. ¿Comprar boletos con Park Hopper?

Park Hopper es la opción que puedes agregar a tus boletos por si quieres ingresar a más de un parque el mismo día.

Los parques son tan grandes, que incluso un día entero no es suficiente para conocerlos en su totalidad. Por ello, primero debes investigar todo lo que puedas sobre los parques y planear cómo quieres visitarlos en base a tus gustos, el tamaño de tu grupo, las edades y el tiempo del que dispongas.

La ventaja indudable del Park Hopper es la flexibilidad. Puedes estar la mañana en un parque, salir a almorzar o a tu hotel para darte un baño (sobretodo sabiendo que el calor es muy fuerte la mayor parte del año), y en la noche disfrutar el espéctaculo nocturno en otro de los parques.

Pero si es tu primera vez en Disney y quieres conocer lo más que puedas de cada parque en un tiempo limitado, lo ideal es dedicarle un día entero a cada uno. Si tus vacaciones son un poco más largas, puedes dedicar dos días a Magic Kingdom por ser el que tiene más atracciones, o al que sientas que lo merece. Si crees que lo mejor es dividir esos últimas días entre lo que te faltó ver en cada parque, es una ocasión perfecta para usar el Park Hopper.

También está el caso en el que tengas muy poco tiempo como para dedicarle un día entero a cada parque y desees conocer lo más importante de cada uno de ellos. Un buen plan puede ser comenzar en la mañana con Animal Kingdom por ser el que suele abrir más temprano, y comenzar con Kilimanjaro Safaris (no hay mucha cola y los animales suelen estar a la vista porque aún no hace tanto calor), y cerrar con el imperdible Expedition Everest. Ya en la tarde se puede ir a Magic Kingdom y cerrar el día con el clásico espectáculo de fuegos artificiales sobre el castillo “Happily Ever After”. Para el segundo día, puedes iniciar con Hollywood Studios y sus dos atracciones más famosas y las más extremas de todo el resort (Tower of Terror y Rock ‘n’ Roller Coaster). Más tarde puedes tomar un bote a Epcot y llegar directamente al World Showcase, para en la noche disfrutar de los impresionantes fuegos artificiales de Illumnations: Reflections on Earth. Aunque si prefieres hacerlo a la inversa y ver Fantasmic en Hollywood Studios, ¡no te arrepentirás!

Otra opción para los más avesadosy sacarle el jugo al Park Hopper, es realizar el famoso reto de los 4 parques en un día. Eso sí, es agotador y por lo general solo puedes subirte a máximo tres o dos atracciones por parque si haces buen uso de tus FastPass+, pero para muchos eso es lo que lo hace más emocionante. Para otros es también la despedida ideal de Disney y realizarlo el último día. Te recomendamos hacerlo solo si crees que estás listo y todo tu grupo lo puede aguantar, ya que al final del viaje es cuando uno está más cansado y el reto supone iniciar el día muy temprano, y acabarlo muy tarde casi sin descanso. Lo que sí te decimos es que la satisfacción de lograrlo es única.

   6. No te preocupes si no hablas inglés

Todos los parques cuentan con mapas gratuitos en inglés, español, portugués, francés, alemán y japonés. Estos siempre se ubican en la entrada de los parques y también ofrecen información adicional sobre espectáculos, traslados, entre otros.

Pero si necesitas hablar con alguien, es muy fácil identificar a los trabajadores que hablan español o cualquiera que sea tu idioma. Cada “cast member” (como son llamados los empleados) tiene un “nametag”, es decir una etiqueta con su nombre, donde dice su lugar de procedencia y los idiomas que habla además del inglés.

Además, hay cast members de todo el mundo gracias a los programas para estudiantes internacionales con los que cuenta Disney, por lo que es  normal encontrar cast members de tu país, quiénes estarán aún más emocionados en brindar toda la ayuda posible a un compatriota.

Algo para  tomar en cuenta es que todos los cast members en el World Showcase de Epcot son del país al que representan, entonces todos los del pabellón de México hablan español; todos los del pabellón de Italia hablan italiano, y así con todos los países que conforman el área.

 

¿Tienes alguna otra duda? ¡No dudes en escribirnos!